¿Cuánto tiempo se tarda en enamorarse?

Tal vez usted es alguien que se cae de cabeza en cuestión de semanas, o tal vez usted es más bien un quemador lento. Todo el mundo parece enamorarse, o al menos pensar que lo ha hecho, a ritmos e intensidades diferentes.

Este artículo analizará cómo la edad, la historia de las relaciones, el tipo de personalidad y la inteligencia emocional pueden jugar un papel en la rapidez con la que nos enamoramos, así como algunos otros factores.:

¿Cuántos años tienes?

Nuestra edad puede afectar la rapidez con la que desarrollamos sentimientos con nuevas parejas.

Esto se debe a una serie de factores, incluyendo la aversión al riesgo que se desarrolla más tarde en la vida, así como la experiencia.

Por ejemplo, los adultos jóvenes o adolescentes pueden sentir que se enamoran muy rápidamente.

Esto se debe a que los sentimientos son a menudo muy nuevos y pueden ser abrumadores hasta el punto de que se vuelven muy intensos muy rápidamente.

Los jóvenes no han tenido la misma exposición a la angustia o a las rupturas de las relaciones de la misma manera que una divorciada de mediana edad, por ejemplo.

Esto juega un papel importante en la velocidad con la que los jóvenes se enamoran, ya que son esencialmente ciegos al dolor potencial o a los riesgos que puede conllevar.

Las personas mayores pueden haber pasado por varias rupturas, pueden haberse divorciado o simplemente estar más conscientes de los riesgos que conllevan las relaciones.

Como tal, tienden a ser más cautelosos cuando se trata de amor.

Hasta cierto punto, pueden contenerse activamente de sentir demasiado, lo que significa que se enamoran más lentamente. Ralentizan el proceso por nerviosismo o como estrategia de autoprotección.

¿Cómo es su historia de relación?

Esto va de la mano con la edad, por supuesto, en el sentido de que aquellos con una historia de citas más larga pueden ser un poco más indecisos a la hora de lanzarse a nuevas relaciones.

Si hemos sido heridos en el pasado, es natural que nos contengamos un poco y tratemos de tomar las cosas con más calma.

Las personas que entran en sus primeras relaciones a menudo se enamoran muy rápidamente, especialmente si ambos miembros de la pareja son primerizos.

Los sentimientos que surgen se sienten mucho más intensos de lo que pueden sentir las personas que ya han estado en varias relaciones serias.

Cuantas menos parejas hayamos tenido, más rápido nos apegaremos a ellas, y más profundo tiende a ser ese apego inicial.

Aquellos que han tenido parejas infieles pueden encontrar que les toma más tiempo enamorarse de futuras parejas, sin importar cuán genuinos sean sus sentimientos.

Esta necesidad de protegernos del dolor potencial es en parte un mecanismo de afrontamiento y, de alguna manera, parte evolutivo.

Aprendemos a protegernos de cosas que creemos que nos causarán daño físico o emocional, lo cual tiene mucho sentido.

Si buscas una mujer y quieres enamorarte ingrese aquí y encontrarás a las mejores mujeres que las redes sociales nos pueden dar.

You might also like

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *