Presentar su nuevo gato a otras mascotas

No puedes obligar a tus mascotas a gustarse. No tenemos una bola de cristal para predecir si sus mascotas serán amigas o no, pero sí tenemos técnicas que aumentarán sus posibilidades de éxito. Pero dentro de la características de los gatos lo más importante es intentar elegir un gato con una personalidad y un nivel de actividad similares a los de su actual mascota. Un gato o perro mayor podría no apreciar las travesuras de un gatito.

Vaya despacio durante el proceso de introducción para aumentar sus posibilidades de éxito. No arroje a sus mascotas juntas en una situación de hundimiento o nado y sólo espere que lo solucionen. ¡Esa es una receta para que la piel vuele!

La naturaleza de los gatos

Los gatos son territoriales, y en general no les gusta compartir. Un gato que no está contento con un recién llegado puede expresar su descontento peleando con la otra mascota y marcando territorio (orinando en el suelo, la pared o los objetos).

A los gatos también les disgusta el cambio, y un gato nuevo en la casa es un gran cambio. Estos dos rasgos de carácter significan que podría tener un camino difícil (pero no intransitable) por delante.

Ser social

Algunos gatos son más sociales que otros. Un gato de 8 años que nunca ha estado cerca de otros animales puede no aprender a compartir su territorio (y su gente) con otras mascotas. Pero un gatito de 8 semanas separado de su madre y de sus compañeros de camada por primera vez podría estar contento de tener un gato o un perro de compañía.

Todo esto significa que su actual mascota y su nuevo gato necesitan ser introducidos muy lentamente para que se acostumbren el uno al otro antes de un encuentro cara a cara. Las introducciones lentas ayudan a evitar que se desarrolle un comportamiento temeroso o agresivo. A continuación se presentan algunas pautas para ayudar a que las presentaciones se realicen sin problemas.

You might also like

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *