Mes: noviembre 2017

Elimina la palabra No y contarás en cuento mejor. En la cultura japonesa, los cortes es evitar la palabra NO.  Un japonesa hace uso de perífrasis para expresar una negación. La elabora dando rodeos, con frases positivas que rehuye la acción de la negación.

Por ejemplo a la pregunta: ¿Podrías hacer de niñera esta noche con mis hijos?

Un japonés nunca respondería con una respuesta negativa. Hacerlo sería bastante descortés. Por lo que te responderá con frases amables para terminar diciendo con una sonrisa en los labios algo como por ejemplo: Esta noche tenemos una cena familiar en casa de mis padres.

La palabra NO, por su brevedad y sonoridad resulta tajante y castigadora. Al pronunciarlas no nos damos cuenta de bloqueo que nos puede provocar.

Si te resulta difícil contar un cuento, no te des por vencido con un simple: no tengo imaginación.

La imaginación consiste en ver imágenes en la mente. Todo el mundo tiene imaginación, es capaz de verse paseando por una playa del Caribe o viviendo en una mansión.

La imaginación es trasladar una imagen a otra realidad. Así que es posible que el problema no sea la falta de imaginación, sino la ausencia de motivación en esa historia.

En ese caso la solución es simple. Narra otro cuento con el que te sientas augusto.

Alicia una alumna de mi taller de cuentacuentos estaba desbordada por un montón de dudas. Interrumpía en cada ensayo del cuento con frases del tipo: no me acuerdo de lo que sigue, no sé contar, no valgo para hacer reír, no soy tan graciosa, mí voz no suena dulce.

Nadie sabe quién sufrirá más en un taller literario. Ella con sus inseguridades les hará sufrir de aquella forma

Un día llegó tarde al taller por culpa de una repentina tormenta que había provocado un atasco kilométrico en la carretera, ella se disculpó: Lo siento, no volverá a pasar.

Y antes de poder decir algo, Alicia se percató del erro y rectifico:

He llegado tarde porque me ha dado la gana y quería mojarme. Ese día contó el cuento mejor que nunca.

Haz clic aquí para ir a la referencia: https://cuentosinfantilescorto.com

Read Full Article